▷ Las Claves Para Un Sueño Reparador | Somnisa

Las claves para un sueño reparador

Sentirse despejado, fresco y descansado al despertar es una sensación fantástica. Y no solo por el momento de levantarse de la cama, sino por la vivacidad y energía que nos aporta a lo largo del día. Te damos algunas claves para que consigas experimentar un sueño reparador en tu día a día.

Pero, ¿qué es un sueño reparador?

Es aquel que nos permite levantarnos al día siguiente con la vitalidad, fuerza y percepción de descanso suficientes como para no padecer somnolencia y fatiga. Para conseguirlo, no solo son importantes la cantidad de horas que pasamos en la cama, sino la calidad de las mismas. Este último parámetro se consigue al dormir profundamente y sin interrupciones el tiempo suficiente como para sentirnos bien a la mañana siguiente.

 

¿Cuáles son las consecuencias del sueño no reparador?

Al dormir bien, se llevan a cabo procesos que restauran y preparan el cerebro para la actividad que tendrá lugar al día siguiente. Por tanto, si no se consigue el debido descanso, puede tener consecuencias negativas en nuestro rendimiento diario y generar somnolencia (una necesidad imperiosa de dormir en momentos que no son adecuados para ello) y fatiga (sensación de cansancio). A consecuencia de todo ello, nuestra salud y estado de ánimo pueden verse afectados.

 

sueno-reparador

 

¿Cómo tener un sueño reparador?

Por suerte, en nuestras manos está el aplicar una correcta higiene del sueño y aumentar así las probabilidades tener un descanso nocturno adecuado. Aquí tienes algunas claves para conseguirlo:

  1. No tomar bebidas estimulantes (café, té, cola…) en las últimas horas del día. Además, tampoco se debe tomar alcohol para intentar dormir.
  2. Evitar el ejercicio físico y el uso de aparatos electrónicos en las horas cercanas al momento de dormir.
  3. Cenar de manera ligera ya que comer platos demasiado pesados puede afectar negativamente a la hora de conciliar el sueño de noche.
  4. Avisar al cuerpo de que se acerca la hora de dormir. Podemos darnos una ducha, ponernos el pijama o leer un poco.
  5. Estar activos durante el día y no dormir una siesta superior a 20 o 30 minutos, ya que puede interferir en el sueño nocturno.
  6. Intentar levantarnos todos los días más o menos a la misma hora. Lo mejor es que los fines de semana no nos levantemos más de dos horas después de lo que hacemos a diario.
  7. Hacer que la habitación sea un lugar adecuado para el sueño en cuanto a temperatura, colchón, ruidos…
  8. Utilizar la cama solo para dormir (o para momentos íntimos) y solo dormir en la cama. Es muy importante evitar hacerlo en el sofá o en el sillón del salón.

 

Y ¿si sigo sin dormir mejor?

En muchas ocasiones, con tener en cuenta estas recomendaciones es suficiente. Sin embargo, hay casos en los que se necesita un tratamiento más profundo y específico para poner solución al insomnio. El que actualmente ha demostrado ser la más eficaz para combatirlo es la terapia multimodal. Más del 70% de las personas que la han llevado a cabo han mejorado la calidad de su sueño.

En Somnisa ponemos a tu disposición esta terapia contra el insomnio en su modalidad online. La principal ventaja de este formato es la de recibir, desde la comodidad de tu casa, un tratamiento de calidad para conseguir un sueño reparador. Además,obtendrás orientación y atención médica y psicológica a cualquier hora del día y a un precio reducido. Compruébalo de primera mano y recuerda que, si tienes cualquier duda, puedes contactar con nosotros sin compromiso. ¿A qué estás esperando par dormir mejor?

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo y haz que ayude a más personas
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
¿Quieres empezar a tratar tu insomnio?
¡Descarga Gratis nuestro Ebook!