¿Por qué dormimos? | Somnisa

¿Por qué dormimos?

¿Sabías que un tercio de nuestra vida lo pasamos durmiendo? Cuando una persona cumple 90 años habrá pasado cerca de 32 años durmiendo. ¡Increíble! No solo los humanos dormimos, también encontramos el sueño en la mayor parte del mundo animal. Debido a la gran cantidad de tiempo que pasamos durmiendo, no es de extrañar que dormir cumpla una función fundamental para la vida. De hecho, podemos sobrevivir más tiempo sin comer que sin dormir. Te has planteado alguna vez… ¿por qué dormimos?

por que dormimos

Aunque el campo de la investigación del sueño es relativamente nuevo, en los últimos años se han hecho descubrimientos muy interesantes. Sin embargo, todavía no se conoce con certeza cual es la función o funciones del sueño. Lo que sabemos seguro, es que el tiempo que pasamos durmiendo no es tiempo perdido.

Mientras dormimos se producen muchos cambios importantes en nuestro organismo que nos ayudan a lograr un equilibrio físico y mental. Incluso hay algunas áreas del cerebro que están más activas durante el estado de sueño que durante el estado de vigilia. Además, diversos estudios han mostrado que el sueño está asociado con funciones tan importantes como la inmune, que nos protege de infecciones, el equilibrio hormonal y es importantísimo para aprender y memorizar.

Pero, ¿para qué sirve dormir?

A continuación detallamos los principales cambios que tienen lugar en nuestro organismo mientras dormimos:

  • Aprendizaje y memoria. Mientras dormimos nuestro cerebro es capaz de reorganizar datos e información. El sueño nos ayuda a asimilar nuevos conocimientos, a consolidar nuevos recuerdos y a actualizar la información que ya tenemos en función de los nuevos aprendizajes que hayamos adquirido durante el día. Dormir nos permite hallar soluciones a nuestros problemas e ¡incluso mejora nuestra creatividad! Durante el sueño el cerebro elimina toda aquella información innecesaria o irrelevante y a su vez, fortalece la información importante.
  • Restauración. Dormir recarga el cerebro. Durante el sueño restauramos, reemplazamos y reconstruimos todos los recursos que hemos gastado durante el día. Cuando conciliamos el sueño, nuestro cerebro funciona más lento, las neuronas se reparan y establecen conexiones neuronales importantes que de otra manera podrían deteriorarse por falta de actividad. 
  • Conservación de la energía. Cuando estamos dormidos disminuye un poco el gasto de energía del cuerpo y se redistribuye a distintas zonas. Al mismo tiempo, el sistema cardiovascular también reposa durante este periodo de tiempo. Se ha demostrado que las personas con presión arterial normal o alta, la reducen en hasta un 30%, y el ritmo cardíaco llega también a reducirse hasta en un 20% durante el sueño.

Si tienes interés por continuar profundizando en este tema te recomendamos visualizar el vídeo de Russell Foster, profesor e investigador de la Universidad de Oxford, en el que podrás disfrutar de una gran charla magistral sobre los aspectos más relevantes del sueño.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo y haz que ayude a más personas
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
¿Quieres empezar a tratar tu insomnio?
¡Haz el test!

El equipo de Somnisa
Expertos en trastornos del sueño
Somos un equipo formado por psiquiatras, psicólogos y neuropsicólogos especializados en el tratamiento de los trastornos del sueño. ¡Estaremos encantados de ayudarte a superar tu insomnio!