Mi Cabeza No Para de Pensar y No Puedo Dormir ¿Qué Hago?

Mi cabeza no para de pensar y no puedo dormir ¿Qué hago?

No es algo que elijamos nosotros mismos. Los pensamientos que permanecen latentes con las distracciones cotidianas del día se manifiestan con más intensidad en la noche en la intimidad del dormitorio y nos roban el sueño. Y es que cuando una situación nos preocupa, es común terminar dándole vueltas por la noche en la cama y no poder dormir por pensar en ello.

Si esta situación se hace recurrente, corremos el riesgo de caer en la espiral de falta de descanso, agobio y desánimo que caracteriza a los problemas de insomnio. Por ello no debes permitir que esas dudas limiten tu descanso diario. Pero ¿cómo? Te ofrecemos tres consejos para desconectar la mente de pensamientos repetitivos y conciliar el sueño con normalidad.

 

Aborda con perspectiva aquello que te preocupa

Los pensamientos surgen de manera automática. Y si son sobre temas que nos preocupan podemos centrarnos demasiado en ellos y perder la perspectiva. Si te das cuenta de estar repitiendo las mismas ideas sin llegar a nuevos resultados, prueba a preguntarte: ¿Quiero centrarme en ello otra vez o quiero dejar de prestarle atención y dedicarme a otra cosa? Los pensamientos repetitivos seguirán llegando, pero si no puedes dormir por pensar tú decides desviar la atención (tantas veces como sea necesario) hacia otras actividades que te hagan bien y sirvan para algo.

 

no-poder-dormir-por-pensar

 

Ordena tus pensamientos para dormir

La cama es lugar para dormir, no para los pensamientos estresantes. Si tiendes a pensar en problemas de manera recurrente, resérvate un lugar y una hora concretos para reflexionar cada tarde sobre lo que te preocupa. Es mejor que organices tus pensamientos antes de dormir un par de horas antes de acostarte.

También es buena idea crear una lista en la que ir apuntando previamente todo aquello en lo que necesitas pensar y solo hacerlo durante esta hora que te has reservado para ello. Una vez lo hayas abordado todo ¡desconecta! Dedica las últimas horas del día a actividades relajantes y agradables para llegar a la cama con sensaciones positivas.

 

Entonces ¿cómo dormir sin pensar en los problemas?

Durante la noche, estos pensamientos repetitivos pueden volver a aparecer y las emociones que los acompañan cobran mayor intensidad. Por eso, si estás dándole vueltas a tus problemas en la cama y no puedes dormir, levántate. Prepárate alguna actividad relajante y agradable que te ayude a desconectar de los pensamientos y relajarte. Disfrutar de una noche de descanso te permitirá ver el problema con mejores ojos por la mañana.

 

Al no poder dormir por pensar en ciertos temas que te preocupan puede agravar el insomnio. Por ello te recomendamos que consultes a nuestros especialistas.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo y haz que ayude a más personas
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
¿Le das vueltas a la cabeza cuando deberías estar durmiendo?
¡Empieza a tratar tu insomnio ahora!

El equipo de Somnisa
Expertos en trastornos del sueño
Somos un equipo formado por psiquiatras, psicólogos y neuropsicólogos especializados en el tratamiento de los trastornos del sueño. ¡Estaremos encantados de ayudarte a superar tu insomnio!