Las nuevas tecnologías están robando el sueño a nuestros adolescentes | Somnisa

Las nuevas tecnologías están robando el sueño a nuestros adolescentes

Permitir que los adolescentes hagan uso de los dispositivos electrónicos antes de ir a dormir no parece a priori que pueda ocasionar ningún perjuicio y, por ello, son muchos los menores que hacen uso de las nuevas tecnologías en las horas previas a ir a la cama.

Pero, el ritual de ver la televisión, ver vídeos en YouTube, jugar a un videojuego antes de dormir o consultar las redes sociales desde el teléfono, la tablet o el ordenador es una actividad que pasa factura a su descanso durante la noche.

Por este motivo, debemos ser precavidos y prestar atención al uso que nuestros hijos hacen de las nuevas tecnologías para que el sueño de los adolescentes no se vea alterado por haber hecho un uso indebido de estos dispositivos. Debemos evitar que nuestros hijos sufran el conocido “insomnio tecnológico”.

¿Las las nuevas tecnologías y el sueño están relacionadas con el sueño de los menores?

¡SÍ! Los ordenadores, las tabletas o los móviles con conexión a internet son los responsables de que hoy en día los niños y los adolescentes duerman menos horas durante la noche y no tengan horarios regulares de sueño. Podemos decir que si, las nuevas tecnologías afectan al sueño, y más en adolescentes.

Los especialistas en medicina del sueño coinciden en señalar que los adolescentes necesitan dormir aproximadamente 9 horas durante la noche para sentirse descansados y tener un óptimo rendimiento durante el día.

Sin embargo, un reciente estudio publicado el pasado año 2017 en la revista Sleep Medicine, ha puesto de manifiesto que en el año 2015 el 43% de los adolescentes que participaron dormían, la mayoría de las noches, menos de 7 horas.

Las nuevas tecnologías podrían ser las principales responsables de que los menores de esta generación duerman menos horas de las que necesitan durante la noche.

Pero, hoy en día no solo nos encontramos con que los adolescentes duermen mucho menos que las generaciones anteriores sino que además tienen una peor calidad de sueño y por tanto, una mayor somnolencia durante el día. Y, sin lugar a duda, esto repercute en su salud, en su estado de ánimo y en su rendimiento durante el día.

¿Qué podemos hacer los padres para proteger el sueño de los niños y los adolescentes?

Dentro de las nuevas tecnologías es el teléfono móvil con conexión a internet lo que más debe preocuparnos. Se ha convertido en una prolongación de nuestro cuerpo, es casi como si se tratara de una nueva extremidad. Vayamos donde vayamos el teléfono móvil nos acompaña y, en el caso de los adolescentes, es algo que ocurre con muchas más frecuencia.

A continuación, os ofrecemos unas sencillas recomendaciones para ayudar a los adolescentes a mejorar la cantidad y la calidad de su sueño:

  • Promover un uso responsable de los dispositivos electrónicos. Procurar que los adolescentes no hagan uso de ellos al menos dos horas antes de ir a la cama.
  • Sustituir el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir por otro tipo de actividades más relajantes que permitan reducir el nivel de activación: tomar un baño de agua caliente, leer un libro, escribir un diario, escuchar música, hacer ejercicios de relajación, tomar una vaso de leche caliente o infusión, etc.
  • Apagar el teléfono móvil antes de dormir.
  • Evitar tener dispositivos electrónicos en el dormitorio (ordenadores, tablets, teléfonos móviles, etc.). Es recomendable que se encuentren en una zona de la casa distinta a la habitación en la que duerme el adolescente.
  • Dejar de utilizar el teléfono móvil como alarma y sustituirlo por un reloj despertador.

Por último, es de igual importancia que los padres limiten también el uso que hacen de las nuevas tecnologías en casa, ya que en muchas ocasiones los menores tan solo imitan las conductas que observan. Por este motivo, es recomendable que la familia en su totalidad desarrolle unos hábitos saludables que favorezcan una correcta higiene del sueño y prevengan la aparición de dificultades para dormir.

Si sospechas que alguno de los adolescentes en tú entorno puede estar desarrollando este tipo de comportamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos resolver tus preguntas mediante el botón que encontrarás más abajo.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo y haz que ayude a más personas
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
¿Tienes preguntas para nuestros expertos? ¡Consultanos sin compromiso!
Realiza una consulta

El equipo de Somnisa
Expertos en trastornos del sueño
Somos un equipo formado por psiquiatras, psicólogos y neuropsicólogos especializados en el tratamiento de los trastornos del sueño. ¡Estaremos encantados de ayudarte a superar tu insomnio!