¿Es bueno estudiar antes de dormir? | Somnisa

¿Es bueno estudiar antes de dormir?

¡Buena pregunta! Este tema genera mucho debate. Podemos encontrar argumentos a favor y argumentos en contra de estudiar antes de ir a la cama. En épocas de exámenes, todos nosotros hemos intentado utilizar mil y una estrategias para conseguir asimilar de la mejor manera posible los contenidos.
La ciencia nos dice que descansar, realizar ejercicio físico y optar por una alimentación saludable nos ayuda a obtener mejores resultados académicos, ¡de eso no hay ninguna duda!

Pero, ¿cuál es el mejor momento del día para estudiar?, ¿estudiar justo antes de ir a la cama es una buena idea? En esta entrada de Blog queremos responder a estar preguntas apoyándonos en lo que la ciencia nos dice.

que-hacer-cuando-no-puedes-dormir

¿Cuál es el mejor momento del día para estudiar?

¡Depende! Cada persona somos un universo distinto, cada uno de nosotros debemos encontrar la respuesta a esta pregunta.

En primer lugar, debemos saber si somos búhos o alondras. Sí, has leído bien. Tenemos que conocer cómo funcionamos. Hay personas que están más activas por el día (en este caso hablaríamos de alondras). Y, en cambio, hay otras personas que se cargan de energía y vitalidad cuando llega la noche (en este caso hablaríamos de búhos).

Es muy útil conocer en qué momento del día somos más productivos para planificar nuestro horario de estudio en base a esto.

¿Es bueno estudiar antes de dormir?

Son diversas las investigaciones que han puesto de manifiesto que dormir, tras haber aprendido información nueva, facilita que esta información sea almacenada en la memoria a largo plazo. Por tanto, los días previos al examen podemos utilizarlos para memorizar información nueva que nos sea difícil de retener.

Pero, ¡cuidado!, sabemos que estudiar el examen antes la noche anterior no es una buena idea. Es decir, dejar las cosas para el último momento es algo que debemos evitar.

Esto hará que estemos ansiosos y que nuestro nivel de activación aumente. No retendremos con tanta facilidad los contenidos y seguramente no podremos descansar bien las pocas horas que nos hayamos dejado para dormir.

En este contexto, hay muchas probabilidades de que nuestro sueño sea superficial y no reparador. Y, por supuesto, no descansar de manera correcta la noche antes del examen puede interferir en los resultados que obtengamos. No podemos sacrificar el sueño para estudiar todo aquello que no hemos estudiado en su momento.
Además, si no estamos acostumbrados a estudiar de noche y solo lo hacemos porque se nos ha echado el tiempo encima, tan solo vamos a conseguir alterar nuestro horario de sueño y esto no va a resultar en ningún caso beneficioso.

Hacer un sobreesfuerzo la noche previa puede perjudicarnos. Otra cosa distinta es que funcionemos mejor de noche y hayamos decidido estudiar por las noches durante el curso académico.

Un estudio realizado Universidad de California, liderado por el investigador Fuligni y publicado en la revista Child Development, sobre los riesgos de estudiar la noche de antes del examen concluyó que el rendimiento óptimo se consigue cuando hay un equilibrio entre el tiempo de estudio y el sueño. Por tanto, hacer un sobreesfuerzo la noche previa a un examen, a costa de dormir poco o nada, aumenta las probabilidades de no obtener buenos resultados.

En resumen, ¿qué debo tener en cuenta si decido estudiar de noche?

Debes establecer una rutina. Para ello, es importante que el estudio durante la noche se convierta en un hábito. No pretendas hacer en una noche todo lo que no has hecho durante el curso. Si no estás acostumbrado a estudiar durante la noche, ¡no lo hagas!

Intenta no hacer grandes sobreesfuerzos la noche antes del examen. Sin más, estudia como si fuera un día más. O, al menos, procura que tu horario de sueño no se altere de manera significativa por tener un examen al día siguiente.

Cuida la zona de estudio. Procura tener una correcta iluminación, una buena temperatura, un ambiente confortable que te trasmita calma y esté libre de ruidos, no disponer de aparatos electrónicos en la habitación, etc.

– Debes tener en cuenta que los resultados académicos dependerán en gran medida de tu planificación y de las estrategias de estudio que hayas decidido seguir. Es fundamental mantener un horario constante de estudio, aprovechar las horas lectivas en el aula y no sacrificar las horas de sueño para estudiar lo que no se ha estudiado anteriormente.

Si tras leer este artículo te surge alguna duda que quieras compartir, te animamos a contactar con los especialistas en sueño de Somnisa para que puedan ayudarte. Además, te invitamos a compartir tu experiencia con otros lectores de nuestro Blog. Nos encantaría que participarais con vuestras opiniones y comentarios.

¿Quieres empezar a tratar tu insomnio?
¡Haz el test!
TEMAS:

Cristina Zunzunegui
Psiquiatra especializada en trastornos del sueño
Licenciada en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid y especializada en Medicina del Sueño por la Sociedad Europea del Sueño.

Deja un comentario