Noche de domingo, ¿noche de insomnio? | Somnisa

Noche de domingo, ¿noche de insomnio?

Duermes sin problema todos los días de la semana, pero cuando llega el domingo, te cuesta conciliar el sueño. Las noches de los domingos terminan convirtiéndose en largas noches en vela en las que la inquietud y la preocupación se apoderan de muchos de nosotros. Y, los lunes por la mañana tenemos más sueño de lo habitual. Nos sentimos tan cansados que nos resulta muy costoso levantarnos de la cama para empezar la dura y atareada semana de trabajo. Y es que ese binomio de domingo e insomnio es más común de lo que crees.

¿Te resulta familiar esta situación? No te preocupes, esto ocurre con mucha frecuencia. La noche del domingo es en muchas ocasiones la noche en la que peor dormimos de toda la semana. Paradójicamente, el insomnio de los domingos por la noche nos priva del sueño cuando más lo necesitamos.

domingo e insomnio

Pero, ¿por qué dormimos peor los domingos por la noche?

La principal responsable que nos mantiene despiertos los domingos por la noche es la ansiedad. La preocupación por la semana que nos espera por delante con los brazos abiertos es lo que nos impide que podamos conciliar el sueño sin dificultad alguna.

La ansiedad junto con los pensamientos negativos repetitivos (“si no me duermo ya mañana no voy a poder hacer bien la reunión”, “voy a ser incapaz de dormir y no me va a salir bien el examen si me encuentro cansado”, “la entrevista de mañana no la voy a superar si no me duermo ya”) y la sensación de no haber aprovechado el fin de semana todo lo posible para descansar y cargar pilas, favorece que el insomnio tenga lugar. Todo esto produce tensión y aumenta nuestro nivel de activación.

Por otro lado, otros de los principales responsables del insomnio que tiene lugar los domingos por la noche es el conocido “jet-lag social” que ocurre como consecuencia de haber alterado nuestros horarios de sueño durante el fin de semana.

Esto es una realidad. Normalmente, los fines de semana nos vamos a la cama más tarde y también nos despertamos después de lo habitual.  A su vez, no solemos madrugar para compensar la falta de sueño o el cansancio acumulado durante la semana. Además, muchas veces aprovechamos también los fines de semana para dormir la siesta después de comer.

Y, todo esto, se traduce en que nuestro ciclo habitual de sueño se perturba por completo y nuestro reloj biológico empieza a confundirse desembocando muchas veces en insomnio.

Entonces, ¿qué podemos hacer para evitar el insomnio los domingos por la noche?

A continuación, ofrecemos algunas recomendaciones que pueden ayudar a conciliar el sueño con mayor facilidad los temidos domingos por la noche:

  • No alterar los horarios ni las rutinas de sueño durante el fin de semana. Es importante que permanezcan constantes durante los siete días de la semana.
  • Realizar una lista de las preocupaciones o tareas pendientes. Si antes de dormir no paramos de darle vueltas a la cabeza podemos anotar las preocupaciones y las tareas que tenemos pendientes realizar al día siguiente en una hoja de papel para sacarlas de nuestra cabeza y así poder dormir con tranquilidad.
  • Evitar trabajar en las horas previas a ir a la cama. Es importante bajar nuestro nivel de activación antes de ir a dormir, por ello, debemos evitar trabajar unas horas antes de ir a dormir para poder desconectar y conciliar el sueño más fácilmente. Y, en especial, si trabajamos con dispositivos electrónicos (ordenadores, tablets, etc.) ya que la luz azul que emiten estas pantallas puede interferir en nuestro sueño.
  • No luchar contra el insomnio. En la batalla contra en insomnio lo más probable es que salgamos perdiendo. Lo mejor que podemos hacer es restarle importancia a pasar una mala noche. Si nos concentramos en los efectos negativos que nos va a ocasionar no poder dormir tan solo vamos a conseguir crear una gigante bola de nieve de la que nos va a resultar muy difícil escapar. ¡Si no puedes con tu enemigo, únete a él! No luchar contra el insomnio, aceptarlo e intentar ocupar nuestra cabeza con otro tipo de pensamientos o actividades agradables puede ser una buena solución.
  • Levantarse de la cama si no se puede dormir. Si transcurridos 15 minutos no podemos dormir, es importante que nos levantemos de la cama y vayamos a otra habitación o zona de la casa a realizar alguna actividad relajante con la condición de volver a la cama solo cuando volvamos a sentirnos somnolientos. Debemos repetir esto una y otra vez, aunque nos resulte molesto levantarnos de la cama. Permanecer acostados en la cama solo va a favorecer que estemos dándole vueltas a nuestras preocupaciones.

 

¿Cómo puede ayudarte Somnisa a combatir el ese binomio de domingo e insomnio?

Si tras haber puesto en práctica estas pautas sigues encontrándote con dificultades para poder dormir bien los domingos por la noche, te recomendamos que solicites orientación y/o asesoramiento profesional.

En Somnisa podemos ayudarte, en tan solo 6 semanas, a manejar las dificultades con las que te encuentras para dormir con facilidad los domingos por la noche o en las noches previas a un acontecimiento importante en las que la ansiedad y los pensamientos negativos se apoderan de ti provocando que el sueño tarde en llegar. Somnisa es una alternativa eficaz para poner fin al insomnio de manera definitiva. Te animamos a contactar con nuestros especialistas en sueño sin ningún compromiso.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo y haz que ayude a más personas
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
¿Quieres empezar a tratar tu insomnio?
¡Haz el test!

Sofía Gil

Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad de Murcia