Cambio de hora. ¿Estás a favor o en contra? | Somnisa

Cambio de hora. ¿Estás a favor o en contra?

¿Te has preguntado alguna vez por qué hay un cambio de hora dos veces al año?

El cambio de hora tiene como objetivo favorecer el ahorro energético reduciendo la necesidad de luz artificial. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDEA), esta medida tiene un potencial ahorrador en España del 5% que se traduce en 300 millones de euros.

cambio de hora

Pero, ¿tiene esta forma de ahorro energético consecuencias negativas para nuestra salud?

Este es un tema muy discutido y complejo. Hemos resumido distintas opiniones científicas a favor y en contra de cambiar el horario según la estación del año.

Aspectos positivos del cambio de hora:

  • Según Enric Zamorano, coordinador del Grupo de Trabajo de Salud Mental en la Sección Sueño de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), el cambio de hora, que se lleva a cabo en primavera, tiene un impacto positivo en el estado de ánimo, el humor e incluso en el sueño una vez que nuestro organismo ya se ha adaptado a dicho cambio.
  • Con los cambios de horario seguimo ritmos naturales en sincronía con los cambios de luz según las estaciones del año. Esto se refleja en mayor bienestar a medio-largo plazo, pese a las dificultades de adaptación en los primeros días.
  • Mantener un horario de verano durante el invierno podría dificultar el levantarse por la mañana debido a la falta de luz.

 

Aspectos negativos del cambio de hora:

  • Los más afectados por el cambio de horario son los niños, los ancianos y las personas que tienen problemas de salud mental o cardíacos. Se ha observado un aumento del número de suicidios (Sleep and biological rhythms) y de ataques al corazón (ACC) los días después del cambio de horario.
  • Los primeros días después del cambio notaremos efectos biológicos, como pueden ser somnolencia durante el día, fatiga y cambio del apetito que disminuye durante el día y aumenta por la noche.
  • Los efectos psicológicos se aprecian en el mal humor y dificultades en la atención, la concentración y la memoria. Esta situación lleva a un peor rendimiento en el trabajo
  • A nivel social, se ha observado un mayor riesgo de accidentes en el trabajo (APA) y de coche (Sleep Medicine) en los días siguientes al cambio de horario.

En conclusión, los efectos del cambio de horario dependen de cada caso individual. Aquellas personas afectadas de enfermedades mentales o cardíacas, así como aquellos desempeñando trabajos peligrosos que requieran concentración deberían ir adaptándose de manera progresiva al cambio de horario para que no sea brusco. Por ejemplo, empezando a levantarse y acostarse 10-15 minutos antes cada día. Empezando 3-4 días antes del cambio.

La población en general, al igual que sucede con el “jet-lag”, es probable que necesite unos 2 o 3 días para adaptarse al nuevo horario. Sin embargo, no debemos preocuparnos ya que las consecuencias que puede producir este cambio horario serán para la mayoría de nosotros inapreciables.

Lo mejor en todo caso, es tener paciencia por un par de días y facilitar el proceso exponiéndonos al sol lo máximo posible, manteniéndonos activos para vencer la somnolencia y tomando café o té por la mañana.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo y haz que ayude a más personas
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
¿Quieres empezar a tratar tu insomnio?
¡Haz el test!

Sofía Gil

Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad de Murcia