La menopausia está alterando mi sueño - Somnisa

La menopausia está alterando mi sueño

No poder conciliar el sueño, permanecer despiertos durante la noche o no disfrutar de un sueño reparador son síntomas del insomnio que todos hemos vivido y sufrido. Sin embargo, aunque estos problemas son frecuentes en la población general, son más frecuentes en mujeres, puesto que el binomio menopausia e insomnio tiene una gran incidencia en este segmento poblacional.

Normalmente, la menopausia tiene lugar entre los 45 y los 55 años de edad (1). Durante esta etapa, somos muchas las mujeres que caemos en las redes del insomnio. En este artículo discutiremos por qué sucede así y qué podemos hacer para mejorar nuestro sueño durante esta fase de la vida.

 

 

¿Por qué se ve afectado mi sueño durante la menopausia?

Muchos de los cambios que experimentamos durante la menopausia (2) son los responsables de las alteraciones en el sueño. Aquí resumimos los más importantes:

  • Cambios hormonales. Durante esta etapa se produce una disminución de la producción de estrógenos y progesterona, las llamadas hormonas sexuales femeninas, que entre otras muchas funciones, estimulan el sueño.  Este fuerte cambio hormonal influye directamente en nuestro reloj biológico y en los patrones de sueño y es el principal responsable de los efectos físicos y mentales que alteran el patrón normal de sueño durante la menopausia.
  • Tener despertares de corta duración durante la noche, también conocidos como microdespertares, debido al aumento de sudoración o los sofocos los cuales hacen que tengamos un sueño interrumpido y superficial que no favorece el descanso.
  • Alteraciones en el estado de ánimo, como mayores niveles de depresión y ansiedad que afectan la calidad y estructura del sueño.
  • Aumento de peso. Durante la menopausia muchas mujeres ganan peso hasta alcanzar, en algunos casos, sobrepeso u obesidad. El aumento de peso puede agravar o causar una apnea del sueño, es decir pausas respiratorias mientras dormimos, que impiden un sueño reparador y pueden afectar gravemente la salud.
  • Otros síntomas somáticos como cefaleas, dolores musculares, aumento de la frecuencia urinaria, etc. pueden interrumpir el sueño.
  • La crisis de la “mediana edad” o los cambios sociales a los que tienen que hacer frente las personas de mediana edad, como la emancipación de los hijos, cambios en la situación laboral, etc. que generan estrés y afectan la calidad del sueño.

 

¿Qué puedo hacer para dormir bien durante la menopausia ?

El tratamiento de elección para mujeres con insomnio durante la menopausia es la conocida terapia hormonal sustitutiva (3). Esta terapia puede ayudarnos a dormir mejor al reponer las hormonas que de manera natural están reducidas durante la fase de la menopausia. Al mejorar los síntomas de la menopausia que mencionamos anteriormente, no solo mejoran la calidad del sueño, si no que también aumentan el tiempo total de sueño. Esto se debe a que disminuyen el tiempo que tardamos en conciliar el sueño y reducen los despertares durante la noche.

Todo parecen ventajas pero, ¡cuidado!, esta terapia trae también consigo una serie de efectos secundarios (incontinencia urinaria, aumento del riesgo de demencia, problemas vasculares, mayor probabilidad de desarrollar cáncer de mama, cáncer de pulmón y cáncer colorrectal, etc. ) que conducen a restricciones que se deben valorar muy cuidadosamente (4) antes de iniciarla. Por ello, hay mujeres que no pueden optar por esta solución, por ejemplo:

  • La terapia hormonal sustitutiva (THS) no está recomendada para mujeres mayores de 60 años ya que los efectos secundarios superan los beneficios a conseguir sobre el sueño.
  • Está también contraindicada para mujeres con antecedentes de cáncer de mama o endometrio, episodios tromboembólicos o enfermedad hepática.

No poder conciliar el sueño, permanecer despiertos durante la noche o no disfrutar de un sueño reparador son síntomas del insomnio que todos hemos vivido y sufrido. Sin embargo, aunque estos problemas son frecuentes en la población general, son más frecuentes en mujeres, puesto que el binomio menopausia e insomnio tiene una gran incidencia en este segmento poblacional.

Normalmente, la menopausia tiene lugar entre los 45 y los 55 años de edad (1). Durante esta etapa, somos muchas las mujeres que caemos en las redes del insomnio. En este artículo discutiremos por qué sucede así y qué podemos hacer para mejorar nuestro sueño durante esta fase de la vida.

 

¿Puede Somnisa ayudarme a combatir mi insomnio durante la menopausia?

¡Claro! No todas las alternativas para combatir el insomnio son farmacológicas. Aunque no podemos controlar tan eficazmente nuestros cambios hormonales durante la menopausia sin la ayuda de fármacos, podemos llevar cabo una serie de medidas de higiene del sueño que nos ayudarán a mejorar la calidad del sueño. Existen estudios que demuestran que realizar un entrenamiento en higiene del sueño durante 3-5 semanas puede mejorar los problemas de sueño (7).

En Somnisa ponemos a tu disposición la terapia multimodal, el tratamiento no farmacológico más recomendado por profesionales para combatir el insomnio,, con el que aprenderás a modificar aquellos pensamientos y comportamientos que favorecen y agravan el insomnio.

La menopausia puede alargarse en el tiempo, por lo que es muy importante disponer de las herramientas necesarias para manejar eficazmente el insomnio que acompaña este periodo en la vida de la mujer. Gracias a este tratamiento, se puede conciliar el sueño con mayor facilidad, disminuir las interrupciones durante la noche y los despertares tempranos.

Empieza descargándote nuestro ebook gratuito para controlar que llevas una buena higiene del sueño. En Somnisa queremos ayudarte y te animamos a contactar con nosotros si te surge alguna duda sobre el sueño en la menopausia o si estás interesada en obtener más información. ¡Contacta con nuestros especialistas en sueño sin ningún compromiso!

 

 

Bibliografía consultada:

(1) Menopausia, generalidades – Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development
(2) Sociedad Española de Sueño – Pautas de actuación y Seguimiento: Insomnio
(3) Instituto Nacional del Cáncer – Terapia hormonal para la menopausia y el cáncer
(4) The New England Journal of Medicine – Effects of Estrogen plus Progestin on Health-Related Quality of Life
(5) The efficacy and tolerability of SSRI/SNRIs in the treatment of vasomotor symptoms in menopausal women: a systematic review. J Am Assoc Nurse Pract. 2015 Jan;27(1):54-61
(6) Nutrición hospitalaria – Beneficios de la Soja en la Salud Femenina
(7) Sleep hygiene education: efficacy on sleep quality in working women. – J Nurs Res. 2010 Dec;18(4):283-9

¿Quieres empezar a tratar tu insomnio?
¡Haz el test!

Sofía Gil

Máster en Psicología Clínica y de la Salud por la Universidad de Murcia