Estrés: ¡Un gran enemigo del sueño! - Somnisa

teléfono (+34) 91 136 97 42

Acceso usuarios

Estrés: ¡Un gran enemigo del sueño!

El estrés forma parte de nuestro día a día. ¡Estoy estresado!, es una expresión que utilizamos con frecuencia muchos de nosotros. Pero, ¿qué es exactamente el estrés?

El término “estrés” deriva del griego “stringere” que significa provocar tensión. El estrés es la respuesta del cuerpo a condiciones externas que perturban el equilibrio emocional de la persona.

 

Es una respuesta automática del organismo a cualquier cambio ambiental, externo o interno, mediante el cual se prepara para hacer frente a las posibles demandas que se generan a consecuencia de la nueva situación. No debemos temer al estrés, ya que nos facilita disponer de recursos para enfrentarnos a esta nueva situación. El problema no es tener estrés sino que se mantenga la respuesta del cuerpo al estrés durante un tiempo prolongado.

Cuando sufrimos estrés se producen alteraciones en muchos órganos y funciones de nuestro cuerpo. Se activan gran cantidad de recursos, en concreto, se produce un aumento en la activación cognitiva, fisiológica y conductual. Y, por tanto, nuestro organismo sufre un gran desgaste.

Si el estrés aparece de manera puntual no debemos preocuparnos, pues el organismo tiene capacidad para recuperarse, además, tener estrés es algo normal, necesario y adaptativo. Pero, si nuestro organismo se encuentra sometido a estrés constantemente, es posible que se produzcan alteraciones en las funciones de nuestro organismo como por ejemplo en el sueño, provocando insomnio en muchas ocasiones.

Esto tiene una explicación clara, la respuesta de activación y alerta, que se desencadena en nuestro organismo debido al estrés, es incompatible con el sueño. Por ello, si la respuesta de estrés se mantiene en el tiempo, es posible que aparezcan problemas psicofisiológicos como el insomnio, que es la incapacidad persistente para conciliar el sueño, para mantenerse dormido durante la noche y/o para tener un sueño profundo y reparador.

¿Qué factores pueden ocasionar estrés?

 

  • Sucesos vitales altamente traumáticos: Son situaciones extraordinarias que escapan absolutamente de nuestro control como por ejemplo los desastres naturales (inundaciones, terremotos, incendios, etc.).
  • Sucesos vitales mayores: Acontecimientos que ocurren con frecuencia en la vida de las personas e implican un cambio en la vida normativa de la persona como por ejemplo los cambios laborales, la jubilación, el matrimonio, el nacimiento de un hijo, la pérdida de un ser querido, un accidente, una enfermedad, etc. 
  • Sucesos vitales menores: Pequeños problemas y contrariedades que ocurren en la vida cotidiana como por ejemplo tener demasiadas tareas que resolver, dificultades interpersonales, atascos diarios para llegar al trabajo, etc. 
  • Estresores ambientales: Estímulos que pueden alterar la rutina de la persona como por ejemplo el ruido de la ciudad, temperaturas desagradables, la congestión del tráfico, la aglomeración de personas. 
  • Personalidad: Tener una personalidad perfeccionista y autoexigente puede llevarnos a experimentar elevados niveles de estrés. Las prisas, la alta competitividad, un nivel de estimulación muy alto y la búsqueda de la perfección constante puede alterar nuestro estado de calma.

 

¿Por qué el estrés puede provocar insomnio?

El estrés es uno de los factores que intervienen en la aparición y el mantenimiento del insomnio. Cuando sufrimos estrés nuestros niveles de cortisol aumentan. El cortisol es la principal hormona del estrés y nuestro cuerpo la produce ante situaciones de tensión para ayudarnos a afrontarlas. Pero, debemos saber que niveles elevados de cortisol durante la noche puede impedirnos que conciliemos el sueño con normalidad y que tengamos un sueño reparador.

Lo normal es que los niveles de cortisol estén elevados por la mañana para que podamos empezar el día con energía y mantenernos activos durante la jornada. Sin embargo, conforme va transcurriendo el día y nos acercamos a la noche los niveles de cortisol deben ir descendiendo de manera gradual para dar paso a la secreción de la hormona de la melatonina que es la responsable de que nos sintamos somnolientos y durmamos plácidamente durante la noche.

Pero, cuando una persona sufre estrés los niveles de cortisol se mantienen constantes al final del día, es decir, no disminuyen al llegar la noche por lo que nos encontramos en un estado de hiperalerta permanente que favorece el insomnio.

¿Cómo puede ayudarte Somnisa a superar tu insomnio?

En Somnisa podemos ayudarte a reducir tu nivel de activación antes de ir a la cama sin tener que hacer uso de pastillas para dormir.

Nuestro método se basa en recuperar un sueño profundo y reparador de manera natural. Para ello, durante el programa podrás disfrutar de las técnicas anti-estrés más novedosas y eficaces con las que contamos en la actualidad. Con la práctica diaria de estas técnicas anti-estrés lograrás reducir tu nivel de activación y podrás así disfrutar de un estado de calma muy placentero compatible con el sueño, y por lo tanto acabar con tu insomnio.

En definitiva, con las técnicas anti-estrés podrás aprender a controlar tu propio estado de activación mediante la modificación directa de tus condiciones fisiológicas sin tener que recurrir al uso de pastillas que te ayuden a lograrlo.

¿Quieres empezar a tratar tu insomnio?
¡Haz el test!

El equipo de Somnisa
Expertos en trastornos del sueño
Somos un equipo formado por psiquiatras, psicólogos y neuropsicólogos especializados en el tratamiento de los trastornos del sueño. ¡Estaremos encantados de ayudarte a superar tu insomnio!

Deja un comentario